Música para bebés

La capacidad de aprendizaje se encuentra en un momento óptimo durante los dos primeros años de vida y, más concretamente, durante el primer año de vida, decisivo para el desarrollo del cerebro.

El aprendizaje durante la edad temprana implica todos los aspectos que intervienen en el desarrollo cognitivo del niño. En los años entre el nacimiento y el tercer año de vida se adquieren las habilidades emocionales y sociales fundamentales. El lenguaje hablado, la experiencia espacial del cuerpo en movimiento y la música forman los tres pilares más importantes que sostienen todos los futuros aprendizajes del niño.

Dar la importancia que merece a esta etapa de desarrollo es esencial para preparar a los niños y niñas para los desafíos del siglo XXI.

La música es un lenguaje que permite a los niños y niñas exteriorizar su mundo interno y también interpretar el mundo a su alrededor, comunicando sus sentimientos, sus sensaciones y sus fantasías. Pero la música actúa también como medio para relacionarse con los demás, como si de un lenguaje común se tratara, un lenguaje que facilita la comunicación y la adquisición de habilidades sociales.

En las clases de música para bebés las madres y padres, junto a sus bebés, manejan un amplio abanico de materiales musicales tan ricos y variados que posibilitan la mejor estimulación musical del bebé.

  • Suscripción al Boletín