Yoga para músicos

El Yoga es una ciencia milenaria, originaria de la India, que nos guía hacia un estado de consciencia, salud y equilibrio. Literalmente, Yoga significa unión, integración de todos los aspectos del Ser Humano: cuerpo, mente y espíritu.

Para ello, ofrece un conjunto de técnicas sistemáticas que incluyen respiración (pranayamas), posturas (asanas), posiciones de manos (mudras), vibración de sonidos (mantras), concentración (meditación) y relajación.

De esta manera, el Yoga mejora y fortalece la condición física y mental, nos da la experiencia de la consciencia y nos conecta con todo el potencial de nuestra energía creativa.

En la actividad musical se ponen en juego la destreza y la precisión física, el razonamiento, la creatividad, la intuición, y la expresión emocional. El músico no está separado del instrumento, “es” el instrumento. Por ello, todo lo que sucede en su cuerpo, su mente y su espíritu, sucede en la música que expresa.

El músico profesional afronta un entrenamiento diario equivalente al de un deportista de alta competición, y en la práctica escénica se enfrenta a situaciones de mucho estrés y exigencia. Por todo esto, es muy importante para poder disfrutar plenamente de su arte, que el músico mantenga un cuerpo sano, fuerte y flexible; una mente enfocada, equilibrada y lúcida; y un espíritu conectado y libre.

Con la práctica de Yoga en la Escuela de Música Creativa, se ofrece un espacio donde profesionales y estudiantes puedan acceder a estas técnicas específicas para mejorar y potenciar la práctica musical. El Yoga además, ayuda a prevenir lesiones, malas posturas o tensiones innecesarias, y prepara al músico para que pueda disfrutar plena y conscientemente de su arte. Es una práctica que puede ser realizada por cualquier persona independientemente de su edad, condición física. Así mismo, este espacio estará abierto también para todos aquellos que, aunque no sean músicos, deseen disfrutar de los beneficios del Yoga.

Solicita más información aquí

 

  • Suscripción al Boletín