Aunque suene ridículo, hay espectáculos “musicales” que utilizan música enlatada

Con el hashtag #LaMúsicaEsConMúsicos, el colectivo de músicos denuncia a los espectáculos musicales que prescinden de las orquestas en directo mientras mantienen elevados precios para el espectador

Nuestro profesor Patxi Pascual, veterano saxofonista y flautista con muchos años de experiencia en el mundo de los musicales, fue uno de los músicos que puso sobre alerta al colectivo: hace unos días, el musical Don Juan comunicó que prescindirá de la orquesta y, a partir de ahora, utilizará música grabada. Aunque suene ridículo, el fenómeno no es nuevo. Como comentaba a El Mundo nuestro compañero, “esta práctica ya se viene viendo desde hace tiempo”.

The Hole 2, Priscilla o Schrek son algunos de los espectáculos que también han prescindido de sus orquestas. El procedimiento es el siguiente: el musical arranca con orquesta y, cuando la taquilla empieza a flojear, la empresa recorta gastos. Adiós a los músicos.

En otros casos, como el de Dirty Dancing, que se estrenará esta navidad, directamente se contrata a figurantes para que hagan “como que tocan”.

Lo más indignante de la situación es el engaño al público, que ni se entera. “Como los músicos están en el foso, cuando no están nadie lo ve, pero el espectáculo sigue costando lo mismo, y no son nada baratos”, subraya Patxi.

La campaña #LaMúsicaEsConMúsicos, que ha tenido una rápida y amplia repercusión en el colectivo de músicos, incluso a nivel internacional, pretende alertar al público de un fenómeno que es impensable fuera de España

Los comentarios están cerrados
  • Suscripción al Boletín